Guía para preparar una media maratón

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on telegram

«Los rodajes»

Los rodajes se deben empezar a una intensidad muy suave y se han de incrementar progresivamente.

Cada corredor tiene su propio ritmo de entrenamiento y éste viene determinado por el ritmo de competición que realice en cada momento de la temporada.

Al comenzar un plan de entrenamiento , el ritmo de competición es mucho más bajo que al finalizar el mismo, lo que implica una menor intensidad en los ritmos del rodaje y series con respecto a varias semanas después.

Al principio del entrenamiento hay que ser prudente y escuchar el propio cuerpo, que será quien nos determine nuestro ritmo de entrenamiento.

«Las competiciones»

Las competiciones serán de gran ayuda y las cuales nos guíen para calcular el ritmo estimado de la prueba objetivo, que siempre será más rápido que el de esas competiciones.

En las últimas semanas de entrenamiento los ritmos estará determinado por el ritmo objetivo al cual se quiere llegar .

Muy Importante ( las intensidades de las series deben de ser progresivas ) ; por ejemplo, cuando se hagan series largas se empieza a un ritmo de varios segundos más lentos por Km con respecto al ritmo que se quiera lograr, y la última debe de hacerse unos segundos más rápido por Km con respecto al ritmo que se quiera lograr.

«En las series cortas esos ritmos deben ser aún más RÁPIDOS.

«El ritmo de las series»

No debéis de tomar los tiempos de cada entrenamiento como «normal de ley», sólo son referencias, a partir de las cuáles vosotros debéis calcular vuestro propio ritmo de entrenamiento.

Lo ideas para no equivocarse es pecar por defecto e ir sobrados en las series.

deja un comentario

Han confiado en nosotros